jueves, 27 de marzo de 2008

Contaminación

La concejala de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, afirmó recientemente que la ministra de Medio Ambiente era una irresponsable por alarmar en cuanto a los niveles de contaminación atmosférica de Madrid. Botella aseguró que podíamos estar tranquilos, que el consistorio cumplía con la legislación medioambiental y que, debido a la entrada de aire africano, era mejor no hacer deporte.

Que la contaminación por dióxido de nitrógeno no procede de África, sino de los coches, lo sabe todo el mundo excepto Ana Botella. Es como lo de las armas de destrucción masiva, los únicos que ignoraban que no las había eran su marido, Bush y Blair.

La esposa del héroe de Perejil se ha dado cuenta ahora de la realidad y dice que tomará medidas: prohibir en Madrid, a partir de 2010, los coches de los pobres, los vehículos viejos. ¿Podrán entrar los vehículos de los ricos, los de gran cilindrada que tanto contaminan? ¿Y cómo se compensará a los pobres que no pueden cambiar de coche? Lo de siempre, pagarán los más débiles.

Manuel Navarro Seva. Madrid.
Publicada en EL PAÍS el 20 de marzo de 2008
Publicada en el diario PÚBLICO el 26 de marzo de 2008

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Manuel, Hola Boris, Hola amigo.
Me temo que padeces la misma dolencia que este tu humilde servidor: Sed de Justicia social.
Si encuentras algún farmaco que alivie sus molestias hazmelo saber.
Raúl Morales (El Gallego)

Boris Rudeiko dijo...

Hola, Raúl,
Bueno, no diría yo tanto, pero me gusta aportar mi pequeño granito de arena, aunque es my probable que no sirva para mucho. Medicina no hay para eso, así que confórmate con esa interesante dolencia.
Gracias por pasar.
Un cordial saludo,
Boris.