sábado, 19 de abril de 2008

Sobre las ministras

Decir que hay más ministras que ministros en el nuevo Gobierno de Zapatero es importante en una sociedad machista como la española, en la que la mujer ha estado relegada tanto tiempo. Que una mujer, embarazada además, dirija por primera vez el ministerio de Defensa, un ministerio tan de hombres, es importante también. Decir que tenemos la ministra más joven de la democracia es también, sin dudas, importante. Ahora bien, lo que importa de verdad es que estas ministras hagan bien su trabajo, tan bien o mejor que los ministros, y eso no lo vamos a ver hasta que pase algún tiempo. Ojalá esta apuesta de Zapatero no sea una frivolidad, sino un acierto total, y que en adelante no haga falta resaltar que en el Gobierno de España hay más mujeres que hombres, o que sean así de jóvenes o que ocupen una cartera como la de Defensa. Eso sí sería importante. De modo que mucha suerte a las ministras, y también a los ministros, claro.

Manuel Navarro Seva, Madrid
Publicada en EL PAÍS.com el 14.4.2008

2 comentarios:

Esther dijo...

Boris, confieso que, con respecto a:
"Ahora bien, lo que importa de verdad es que estas ministras hagan bien su trabajo, tan bien o mejor que los ministros,"

no puedo menos que acordar totalmente, desde mi perspectiva de mujer. La inclusión de mujeres en un ámbito profesional o político, simplemente para "cubrir una cuota de género" o para "quedar bien" es, también, una forma de discriminación de género. Más sutil que otras, pero lo es.

Un abrazo,
Esther

Boris Rudeiko dijo...

Hola, Esther,
Creo que los gestos son importantes en política. Imagínate, por primera vez en España, una ministra de Defensa, y embarazada de siete meses. Hay muchas críticas a eso,pero también mucho acuerdo. Estoy seguro, me gustaría mucho, de que lo hará bien.
Gracias.
Un abrazo,
Boris.