viernes, 25 de septiembre de 2009

Piscinas

     Retirado. Pueden encontralo en Cosas que nunca confesé a nadie.

5 comentarios:

Esther dijo...

Como siempre, Boris: una delicia leer tus relatos. Leerlos más de una vez.

Abrazos,
Esther

Boris Rudeiko dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Boris Rudeiko dijo...

Un placer, Esther, verte por aquí y leer tu comentario.
Viste que recogí casi todas tus sugerencias. Gracias por tu ayuda.
Besos,
Boris.

Turkesa dijo...

Ay, Boris, ... ¡No tienes remedio! ¡Este texto es una genialidad! Creo que si me propusiera practicar alguna hechura con la costura invisible que solamente a vos se te puede dar con tanta pericia, ¡pues acabo haciendo un desastre!

Me mata este estilo tuyo, es inimitable. Lo que por tanto, hace que dónde sea que me tope con tan particular y admirable prosa, me diga, por ejemplo, en una librería de Buenos Aires: "¡Boris ha publicado!"

Yendo al tema en sí, yo no sé... No sé la verdad, si el taaan inocente nadador, lo es tanto. ¿Y si no es su psicóloga?

Digo ¿Y si es psicóloga, pero con el nadador sostiene otra clase de relación?

Este nadador me confunde; de pronto se hace demasiado problema. Después de todo, aparenta otorgar datos al lector, pero en verdad, los retacea: que está su psicólogo en la piscina, que lo quiere evitar, y que -es evidente- se ha puesto de la nuca (algo exasperado o nervioso), porque está con su esposa. Quiere irse. O desaparecer. Corrígeme si me equivoco, pero, ¿no es la típica paranoia que cunde al infiel? (Ay, ¡qué fundamentalista sonó eso!) Es que quiere marcharse, y cuanto antes, mejor. humm...
Con tales, datos, bien puede ser su amante y no la psicóloga. O ambas cosas. O empezó como una y luego la cosa se les desmadró... Ergo, el autor está jugando con la suspicacia y/o picardía y/o inocencia de un lector literal.
Sospecho de tus intenciones para con tus lectores, Boris. Aunque por otra parte:

¡Clap!¡Clap!¡Clap! ¡Clap!

Tu estilo es Inconfundible. Y eso define al Escritor. No encontré una sola fisura en el texto.

Te felicito.

Un besote.

Boris Rudeiko dijo...

Tukesa,
Gracias por esas palabras tan cariñosas sobre mi relato; y en cuanto a la interpretación, es muy inteligente, mucho más de lo que el autor pretendió.
Un beso,
Boris.