jueves, 12 de noviembre de 2009

Paro juvenil

El fantástico e interesante reportaje publicado en EL PAÍS, el 5.11.2009, con el título Matriculado en la euforia y licenciado en el desastre, pone los pelos de punta. En España, casi un millón trescientos mil jóvenes de entre 20 y 29 años buscan trabajo, más de un millón y medio si contamos desde los 16 años. Casi trescientos mil tienen formación superior. No resulta extraño, pues, según la encuesta Bertelsmann, que la mayor inquietud de los jóvenes españoles sea el paro, y que no les importe aceptar un trabajo, aunque sea precario o mal pagado.

De acuerdo con los datos de Eurostat, España encabeza el ranking europeo con casi el 40% de tasa de paro juvenil (menores de 25 años), el doble de la media de la UE-27. Un drama que ensombrece el futuro de nuestro país y debería preocupar a los políticos que nos gobiernan.

¿Qué fue del llamado diálogo social? ¿Es tan difícil conseguir acuerdos? ¿No debería tenerse en cuenta lo que hacen al respecto en otros países europeos? De momento, el ministro Gabilondo ha lanzado la idea de aumentar la obligatoriedad de la enseñanza hasta los 18 años. Al menos eso mejoraría la formación de los jóvenes para cuando haya trabajo, y de paso reduciría nuestras estadísticas de paro. ¿Y el PP, que gobierna en varias Comunidades Autónomas, tiene algo que decir al respecto? Tan preocupados andan con sus problemas internos que este otro asunto ya lo resolverá el tiempo. Y si no, peor para el PSOE.

Manuel Navarro Seva. Madrid
Publicado en elpais.com el 5 de noviembre de 2009

2 comentarios:

Esther dijo...

Sí, sombrío panorama: es el futuro el que se juega. En mi país las cosas son peores todavía, y también desde hace más años.

¿Por qué será que las realidades terminan siendo tan similares, pese al Océano de por medio?

Abrazos,
Esther

Boris Rudeiko dijo...

Sí, Esther, es muy curioso, pero ya lo decía mi abuelo: "Todo lo malo se pega".
Un abrazo,
Boris.