miércoles, 23 de noviembre de 2011

Accidente

Incluido en el libro Otras cosas que no te conté.

2 comentarios:

Esther dijo...

La mujer yacía en la cuneta pero rompió a llorar por él.

Qué buen micro, Boris.

Abrazos!

Boris Rudeiko dijo...

Esther, muchas gracias.

Besos,
Boris.