martes, 21 de enero de 2014

La casa de las brumas

Debo decir que no soy un aficionado a las novelas de amor. Sin embargo, comencé a leer «La casa de las Brumas» al conocer que la autora la escribió siguiendo el estilo de las escritoras inglesas de principios del siglo xix, como, por ejemplo, Jane Austen. Y me ha gustado el resultado.
La novela comienza hablando de una misteriosa dama, Elle, de la que se volverá a hablar al final, a la que el doctor Kruskla entrega su diario. En él narra el amor que siente por Elisabeth McCornish (Lis), una joven de tan solo quince años, a la que el doctor no declara sus sentimientos por miedo a la diferencia de edad que los separa. Lis, por otra parte, se enamora en un balneario del joven Alan Weise, su alma gemela, y a la vez ella es pretendida por Charles Loungs, un seductor cazadotes que se divierte con Lana McCornish, hermana mayor de Lis, y pretende, con la ayuda de esta, conseguir el amor inocente de la más joven de las hermanas. Un personaje destacable por su fuerza en el relato es el ama de llaves, Mrs. Willet, siempre fiel protectora de la joven Lis.
La obra recrea, y no es poco, la Inglaterra rural de principios del siglo xix, con sus clases sociales, sus costumbres, sus fiestas y pasatiempos. Nos muestra de una manera precisa y detallada los sentimientos de los personajes, tales como el amor, la traición, la avaricia, la lealtad y deslealtad…, al igual que describe con minuciosidad fotográfica los paisajes y ámbitos en los que se desarrollan las situaciones y escenas en las que se ven involucrados los protagonistas.
Una vez has comenzado a leer la novela no podrás dejarla hasta conocer el final.
Mi enhorabuena a la autora.
El libro pueden encontrarlo en Amazon EspañaAmazon América o en cualquiera de las páginas de Amazon.

6 comentarios:

Mayte F. Uceda dijo...

No he leído esta novela de Judith Priay, pero solo la mención a Jane Austen hace que se despierte mi interés. "Orgullo y Prejuicio" es una de mis novelas favoritas. La tendré en cuenta, aunque primero quiero terminar de leer su saga de Hermandades.
Gracias por compartir tu reseña.

Manuel Navarro Seva dijo...

Gracias a ti, Mayte. Estoy convencido de que te gustará esta novela.

Judith Priay dijo...

Muchas gracias por esta reseña tan especial, Manuel. Y a ti Mayte por estar interesada en mis Hermandades y en leer en el futuro esta novela. Un saludo a los dos, Judith

Manuel Navarro Seva dijo...

No hay de qué. Es una buena novela. Un saludo.

Mercedes Gallego dijo...

A mí me pasó con esta novela que me la encontré por casualidad entre mis lecturas. Judith y yo compartíamos un grupo, de cuyo nombre no quiero acordarme, y nos intercambiamos novelas para corregir erratas. Fue una semana santa y yo estaba en Torredembarra de vacaciones, por lo que pude leerla en dos tirones, a pesar de corregir algunas cosillas sin importancia que veía. Disfruté con ella, la vi tan bien escrita, con un estilo tan ágil, tan bien ambientada que me planteé leer más novelas de la autora.
Además, a esta novela le tengo un cariño especial, porque cuando nos intercambiamos los trabajos y nos conocimos, nació el principio de una gran amistad que espero perdure con el tiempo.
Enhorabuena, Judith por este libro y a ti Manuel, muchas gracias por captar tan bien su espíritu.

Manuel Navarro Seva dijo...

Mercedes Gallego, por la parte que me toca, muchas gracias. El mérito es del libro. Un saludo.