sábado, 12 de abril de 2014

Resurrección


Dijo mi profesor de Religión que la resurrección de Cristo, tres días después de su muerte en la cruz, demostraba una verdad absoluta: Jesús era Dios. A continuación preguntó si alguien sabía el porqué. El silencio fue total. Entonces, el cura, con una sonrisa de triunfo, respondió su propia pregunta: «Porque todo el mundo sabe que la naturaleza es incapaz de resucitar a un muerto». Y nos miró a todos, expectante. Yo levanté la mano y dije que mi padre también había vuelto a nacer después del accidente de coche.


©Manuel Navarro Seva

2 comentarios:

Jesús García dijo...

Espectacular, directo y sorprendente. Me imagino la cara del profesor, o cura imagino.

Un saludo

Boris Rudeiko dijo...

Gracias por pasar, Jesús. Un saludo.