viernes, 28 de noviembre de 2014

Píldoras ortotipográficas (III). La coma antes y después de pero

No sé si os surge la duda en el uso de la coma antes y después de «pero» o lo tenéis siempre claro. Por si acaso, ahí va esta píldora.  

Pero es una conjunción adversativa que sirve para contraponer a un concepto otro diverso o ampliativo del anterior (DRAE).

Antes de pero es necesario escribir coma.
Ejemplos:
El dinero hace ricos a los hombres, pero no dichosos. 
Le pegué con fuerza, pero él primero me había pegado a mí.
Excepto cuando la coma contrapone dos adjetivos.
Ejemplos:
Una diferencia escasa pero suficiente.
Un hombre feo pero inteligente.
Pero también se usa para dar énfasis o fuerza de expresión a lo que se dice (DRAE).

Después de pero no se escribe coma.
Ejemplos:
Pero ¿dónde vas a meter tantos libros?  (1)
Pero ¡qué hermosa noche! (1)
Excepto para incluir un inciso o un vocativo.
Ejemplos:
Pero, no lo olvides, llegaré a las nueve de la mañana.
Pero, hombre, ya te lo dije.
(1) La conjunción pero puede ir dentro de los signos de interrogación o exclamación.
¿Pero dónde vas a meter tantos libros? 
¡Pero qué hermosa noche! 

©Manuel Navarro Seva

28 de noviembre de 2014 

2 comentarios:

Vanessa Navarro Reverte dijo...

Me encantan estas píldoras, Manuel. Son realmente útiles.
Un cordial saludo.
Vanessa.

Manuel Navarro Seva dijo...

Gracias, Vanessa. Besos. Manuel