jueves, 20 de octubre de 2016

Notas sobre un viaje a Italia (III y última). Lucca y Puccini


Festival de música en Lucca, (11 de octubre de 2016)

Dentro del Festival Internacional Puccini y su Lucca, todos los días a las 19.00 desde el 31 de marzo hasta el 31 de octubre los conciertos tienen lugar en el marco incomparable de la Basílica de San Giovanni. El martes 11 asistimos a una gala especial 'Mujeres de Puccini' dedicada a fragmentos, duetos y arias del autor de La Boheme.

Lucca merece dos días de visita. Reservamos hotel para dos noches. Se puede llegar en coche y en tren.
Es una hermosa ciudad de la Toscana, situada entre Florencia y Pisa, de unos 86 000 habitantes que tiene el privilegio de ser el lugar donde nació Puccini en 1858 y vivió Dante. El río Serchio, que nace en los Apeninos, la atraviesa antes de desembocar en el mar de Liguria después de 111 km de recorrido. 
Mantiene intactas las murallas renacentistas del siglo XVI que la rodean por completo.

Vista de las murallas

Iglesia de san Giusto

Posee un centro histórico que mantiene el esplendor que tuvo en la Edad Media. Destaca por sus iglesias, torres, campanarios y palacios renacentistas; su gastronomía exquisita y sus calles estrechas, repletas de tiendas para turistas; pero, sobre todo, por la música de Puccini que está en todas partes. 
Muchos restaurantes (como Tosca, Madama Butterfly o Turandot) , calles y negocios han adoptado el nombre del compositor o el de alguna de sus óperas. 
La ciudad fue una república independiente durante 500 años, hasta 1847, y tuvo la suerte de no ser destruida por ninguna guerra, por lo que conserva intacto su patrimonio artístico.  

Facchada de s. Michele
Vista lateral de s. Michele

Al fondo torre se san Michele


Torre de san Michele (siglo XI)











Puccini en piazza Cittadella





Catedral de Lucca (siglo XI)

Torre de las horas

Basílica de san Frediano


Torre del huerto
El anfiteatro
El día 12 por la mañana temprano regresamos a Castell'Arquatto, pasando antes por la ciudad de Pisa, en la Toscana, para visitar su majestuosa piazza dei Miracoli, declarada Patrimonio de la Humanidad. Una plaza espectacular que nos dejó boquiabiertos durante las dos horas y pico que duró nuestra visita. Estaba abarrotada de gente, con colas para entrar en los monumentos. Destaca el Baptisterio, el Duomo o catedral, el Camposanto y la popular Torre de Pisa, inclinada desde su construcción como es sabido.

Conjunto Baptisterio, catedral y Torre inclinada



Baptisterio
Catedral
Torre inclinada
Púlpito de la catedral

Altar mayor

Vista nave lateral



lunes, 17 de octubre de 2016

Notas sobre un viaje a Italia (II). Bobbio


El ponte Vecchio con once arcos desiguales, de origen romano
El día 9 decidimos visitar Bobbio, una localidad de 3700 habitantes, en la provincia de Piacenza, que dista unos 45 km de esta ciudad. Se encuentra al pie de los Apeninos, en el valle del Trebbia (patrimonio ambiental de la UNESCO por su importancia ecológica), río que nace en Liguria y recorre 120 Km hasta desembocar en el Po.
Es una localidad muy visitada los fines de semana, por sus destacados monumentos (ponte Vecchio, catedral, abadía de san Columbano), bellos paisajes para hacer senderismo o buscar setas, y buenos restaurantes. 
A llegar aparcamos con dificultad por falta de sitio y recorrimos la calle principal hasta llegar a la plaza de la catedral donde había instalado un mercadillo de alimentación: quesos, vinos, embutidos, setas frescas y disecadas, entre las que destacar los funghi porcini o Boletus edulis, fruta y otros productos de la tierra. 

Fachada de la catedral
Interior de la catedral

Después de un recorrido por los puestos del mercadillo, visitamos la catedral de santa María Assunta, construida en el año 1075, con dos espléndidas torres, una fachada gótica de 1463, y una decoración moderna en el interior. 





Fachada de la catedral

Vista interior de la catedral 



















Más tarde nos dedicamos a callejear, ver escaparates y buscar un sitio para comer. 
Tuvimos que esperar hasta conseguir una mesa y poder disfrutar de un delicioso menú compuesto de entremeses y otros platos (arroz, carne) cocinados con boletus.
Después del café visitamos la abadía de san Columbano, un monasterio fundado en el año 614 que dispone de una de las mayores bibliotecas de su época (en ella se basó Umberto Eco para su novela El nombre de la rosa). 
Claustro de la abadía
Entrada a la abadía







Por último,  antes de regresar a Castell'Arquatto, visitamos la basílica de san Columbano y nos despedimos de esta bella ciudad. 


Fachada de la basílica
Interior de la basílica
Mosaico del siglo XII




Al día siguiente viajamos temprano a Lucca, ciudad amurallada de la Toscana, donde nació Puccini
Reservamos a esta visita dos días y dos noches de hotel. 
Continuará... En la próxima entrega escribiré sobre Lucca, Puccini y Pisa, merecen capítulo aparte. 

sábado, 15 de octubre de 2016

Notas sobre un viaje a Italia (I). Verdi

Viajar es dejar durante un tiempo las rutinas, las manías, la vida cotidiana, y enfrentarse a un mundo de sensaciones y experiencias diversas que quedan para siempre en la memoria o, al menos, en las imágenes captadas por una cámara de fotos. 
Un viaje a Italia para mí es siempre grato, por su historia, su gastronomía deliciosa, sus paisajes bellísimos, sus ciudades monumentales, sus gentes afables y expresivas... 
En esta ocasión hemos ido invitados por unos amigos, los Capra, que nos honran con su amistad desde hace mucho, tenían una casa en España donde pasaban las vacaciones de verano y más tarde parte del invierno, y nos veíamos a menudo hasta que decidieron venderla.
El vuelo aterrizó puntual en Linate, donde nuestros amigos nos esperaban con el coche para llevarnos a Castell'Arquato, donde nos alojaron en su casa.
Castell'Arquato es una villa medieval situada en el valle del Arda, entre Piacenza, donde viven habitualmente mis amigos, y Parma, en la región de Emilia Romagna.   

Valle del Arda desde nuestra habitación





El valle y las colinas piacentinas son tierras que producen buenos vinos.







Vista de una de las calles


Castell'Arquato tiene unos 4500 habitantes. Sus calles conservan el trazado antiguo. Es el lugar donde los piacentinos y turistas acuden los fines de semana, o pasan el verano.







Claustro de la Colegiata de Santa María

Palacio de la Podestá

El centro antiguo se encuentra en lo más alto de la ciudad y en él destacan los monumentos que datan del 1200, como La Colegiata de santa María, la Rocca Viscontea o Castillo y el palacio del Podestá.




Castillo 

Esa noche del día siete nos invitaron a cenar unos amigos de los Capra. Disfrutamos de una cena estupenda con los productos de la zona y un arroz exquisito, y de una interesante tertulia.


Claustro del castillo
Guerreros chinos
A la mañana siguiente, camino de Busseto, nos detuvimos a visitar el castillo de San Pietro in Cerro, muy cerca de Castell'Arquato. 
Un lugar que se usa para convenciones, fiestas y visitas turísticas. En uno de sus sótanos se expone una fantástica colección de guerreros chinos de terracota (copia de los originales), traídos desde China.

Vista exterior del castillo de San Pietro



Desde allí nos dirigimos a Busseto, la ciudad donde vivió Giuseppe Verdi desde los 35 años y donde compuso la mayor parte de sus óperas más populares: Rigoletto, La traviata, Il trovatore, Aida, Otello, Falstaff...
Al llegar a Sant'Agata, su residencia en Busseto, estaban cerrando por lo que no pudimos visitarla por dentro, solo asomarnos desde la puerta de ingreso y obtener algunas fotos.


Vista lateral y jardín
Villa Sant'Agata

Plaza Verdi en Busseto
Plaza Verdi en Busseto

La casa donde nació el compositor el 10 de octubre de 1813 está en Le Roncole, muy cerca de Busseto.
Murió en Milán el 27 de enero de 1901 de un derrame cerebral.

Casa natal de Giuseppe Verdi
La noche del día 8 asistimos invitados a una cena deliciosa en casa de los Crovini, amigos de los Capra. Su hijo Andrea vino a Madrid hace años con la beca Erasmus a estudiar primero de Farmacia y lo ayudé a encontrar piso.

Continuará...