sábado, 29 de noviembre de 2008

Las pertenencias de Enrique

    Retirado. Pueden encontralo en Cosas que nunca confesé a nadie.

2 comentarios:

sambomba dijo...

Hola Boris, me intrigó este relato. Es conciso, está muy bien narrado, pero aún así siento que hay algo que se me escapa... como si hubieras dejado las pistas para que el lector supiera quién más conocía el número de Enrique.
Por cierto, me gustó.

Boris Rudeiko dijo...

Hola, Sambomba,
El relato no es demasiado explícito, desde luego. Me alegra que hayas pasado por mi blog.
Un cordial saludo,
Boris.