jueves, 5 de marzo de 2009

El televisor

     Retirado. Pueden encontralo en Cosas que nunca confesé a nadie.

4 comentarios:

B. Miosi dijo...

¡Hola Boris!!

Este cuento me pareció muy bueno, como todos los tuyos y lo comenté en el foro. Recuerdo que lo que más llamó mi atención fue la naturalidad como planteaste el hecho de la comunicación entre el padre difunto y el hijo a través de un televisor dañado. Especialmente la caracterización del padre, duro, cínico, lo cual hecha por tierra aquellas teorías de que la muerte todo lo redime.

Fue un placer volver a pasar por tus letras, amigo,
Blanca

Boris Rudeiko dijo...

Hola, Blanca,
Muchas gracias por pasar y dejar tu comentario.
Un cordial saludo,
Boris.

B. Miosi dijo...

Boris, al fin conozco tu rostro. Estoy impresionada, eres un hombre muy atractivo.

¡Mucho gusto!

Un abrazo,
Blanca

Boris Rudeiko dijo...

Blanca, muchas gracias.
El gusto es mío.

Un abrazo,
Boris.