viernes, 27 de junio de 2014

Notas sobre San Petersburgo (IV). Dostoievski (II)

El museo de Dostoievski muestra la vivienda, fielmente reconstruida, de seis habitaciones, donde vivió el escritor de alquiler desde 1878 hasta su muerte el 9 de febrero de 1881.

Fachada de la casa-museo con placa de Dostoievski (foto de Manuel Navarro) 

Dirección: Kuznechny peréulok (callejón de los herreros) (foto de Manuel Navarro)

Dostoievski se mudó a este apartamento con su segunda esposa Anna Grigórievna, su hija Liubov y su hijo Fiódor en octubre de 1878, huyendo de la casa donde había muerto de epilepsia (enfermedad que heredó de su padre) su cuarto hijo, el pequeño Liosha, suceso que tanto atormentó al autor de Crimen y Castigo.

En 1868 murió su primera hija, Sonia, tres meses después de nacer, durante uno de sus viajes con su joven esposa, Anna, por Europa huyendo de sus acreedores, pérdida que también lo sumió en un profundo dolor.

F. M. Dostoievski fue un padre cariñoso con sus hijos, a los que leía cuentos con frecuencia, quizás porque él sufrió una infancia triste, educado por un padre autoritario. El cariño de su madre enferma fue un refugio que le duró poco, pues murió prematuramente. A su muerte, su padre se convirtió en un alcohólico y lo envió con diecisiete años a la Academia Militar de San Petersburgo a estudiar Ingeniería, estudios que acabó pero que como no le gustaban se dedicó a la literatura.

Contaba 20 años cuando escribió su primera novela Pobres gentes, que le dio cierta notoriedad, pero sus obras posteriores no tuvieron ninguna repercusión hasta que publicó Recuerdos de la casa de los muertos (1861) y Memorias del subsuelo (1864), libros en los que narra su experiencia en Siberia donde fue deportado después de haber sido indultado de la pena capital por conspirar con grupos liberales y revolucionarios contra el zar Nicolás I.


Sombrero que perteneció a F.M. Dostoievski (foto de Manuel Navarro)

Cigarrillos de la marca Laferme que fumaba F.M. Dostoievski (foto de Manuel Navarro) 

Estudio del escritor  (foto de Manuel Navarro) 

En 1857 se casó con María Dmitrievna Isáieva, una viuda pobre y enferma de tuberculosis. El 1864 fue un año trágico para el escritor, perdió a su mujer y a su hermano Mijail con el que estaba muy unido.

En 1866 contrajo matrimonio con su secretaria particular, Anna Grigórievna, veinticinco años más joven que él. Mujer activa y buena administradora que organizó las finanzas del escritor y puso algo de orden en su trastornada vida. Publicó El jugador (1866) y Crimen y castigo (1866), novelas que lo consagraron como uno de los mayores genios de la literatura. Luego vendrían obras como El idiota (1868) y Los endemoniados (1872).

Foto de 1876 (foto de dominio público)

Se conservan pocos objetos personales del escritor. Sobre el escritorio de su despacho: su pluma, posiblemente la que usó para escribir su última novela, Los hermanos Karamazov, los cigarrillos que fumaba, especialmente por la noche cuando escribía febrilmente, a pesar de que el médico le había prohibido el tabaco por su enfisema pulmonar; un reloj de escritorio cuyas agujas están paradas a las 8:38 de la noche (reloj que vi en mi primera visita hace doce años pero no encontré en esta ocasión), momento en que falleció el escritor, poco antes de cumplir 60 años.
Sobre una mesita auxiliar hay un sombrero del autor.
En el cuarto de los niños, un caballo de madera, el libro de cuentos infantiles y una muñeca.
Comedor (foto de Manuel Navarro) 

Escritorio de Anna Grigórievna. Sobre la mesa, un fragmento del 5.º capítulo de "Los hermanos Karamazov" escrito a mano con notas de Anna. Arriba, fotografía de Dostoievski de 1880 (foto de Manuel Navarro) 

Fotos familiares (foto de Manuel Navarro) 

Fotos familiares (foto de Manuel Navarro) 

Foto de Dostoievski (foto de Manuel Navarro) 
Habitación de los niños (foto de Manuel Navarro) 

Lavamanos (foto de Manuel Navarro) 
En noviembre de 1880 terminó su última novela, Los hermanos karamazov, una de las obras maestras de la literatura universal, que condensa sus análisis psicológicos y sus puntos de vista filosóficos.

El 9 de febrero de 1881 murió de una hemorragia pulmonar debida al enfisema que padecía.

Está enterrado en el singular cementerio Tijvin, a la entrada al monasterio de Alexander Nevsky, junto a personajes célebres como Mussorgski, Borodin, Tchaikovski y Glinka, entre otros.

Tumba de Dostoievski en el cementerio Tijvin (foto de P. Muñiz)        

En la planta baja del museo puede visitarse una exposición dedicada a la vida y obra del autor, donde se exponen documentos, fotografías, etcétera, y hay un cuaderno de visitas donde escribí una nota y estampé mi firma.


4 comentarios:

Josep Capsir dijo...

Me quedo con el escritorio donde le daba a la pluma, intento imaginarme escribiendo algo de más de dos páginas a mano y me entra vértigo. También me quedo con los cigarrillos, compañeros de viaje de muchos de los grandes autores. Decía Terenci Moix que cuando dejó de fumar le costaba escribir como antes.

Boris Rudeiko dijo...

Fumar es una costumbre pasada de moda. Gracias por pasar y comentar.

Saludos.
Manuel

Victor Bustamante dijo...

Manuel estoy conmovido hoy estuve en la casa de Dostoievski llevado por ti. Va un abrazo grande desde Medellin y felicitaciones

Manuel Navarro Seva dijo...

Victor Bustamante, me alegra saber que la publicación te ha sido de utilidad. Si puedes, no dejes de visitarla en persona, es un viaje que te conmoverá mucho más. Gracias por dejar tu opinión.