jueves, 20 de octubre de 2016

Notas sobre un viaje a Italia (III y última). Lucca y Puccini


Festival de música en Lucca, (11 de octubre de 2016)

Dentro del Festival Internacional Puccini y su Lucca, todos los días a las 19.00 desde el 31 de marzo hasta el 31 de octubre los conciertos tienen lugar en el marco incomparable de la Basílica de San Giovanni. El martes 11 asistimos a una gala especial 'Mujeres de Puccini' dedicada a fragmentos, duetos y arias del autor de La Boheme.

Lucca merece dos días de visita. Reservamos hotel para dos noches. Se puede llegar en coche y en tren.
Es una hermosa ciudad de la Toscana, situada entre Florencia y Pisa, de unos 86 000 habitantes que tiene el privilegio de ser el lugar donde nació Puccini en 1858 y vivió Dante. El río Serchio, que nace en los Apeninos, la atraviesa antes de desembocar en el mar de Liguria después de 111 km de recorrido. 
Mantiene intactas las murallas renacentistas del siglo XVI que la rodean por completo.

Vista de las murallas

Iglesia de san Giusto

Posee un centro histórico que mantiene el esplendor que tuvo en la Edad Media. Destaca por sus iglesias, torres, campanarios y palacios renacentistas; su gastronomía exquisita y sus calles estrechas, repletas de tiendas para turistas; pero, sobre todo, por la música de Puccini que está en todas partes. 
Muchos restaurantes (como Tosca, Madama Butterfly o Turandot) , calles y negocios han adoptado el nombre del compositor o el de alguna de sus óperas. 
La ciudad fue una república independiente durante 500 años, hasta 1847, y tuvo la suerte de no ser destruida por ninguna guerra, por lo que conserva intacto su patrimonio artístico.  

Facchada de s. Michele
Vista lateral de s. Michele

Al fondo torre se san Michele


Torre de san Michele (siglo XI)











Puccini en piazza Cittadella





Catedral de Lucca (siglo XI)

Torre de las horas

Basílica de san Frediano


Torre del huerto
El anfiteatro
El día 12 por la mañana temprano regresamos a Castell'Arquatto, pasando antes por la ciudad de Pisa, en la Toscana, para visitar su majestuosa piazza dei Miracoli, declarada Patrimonio de la Humanidad. Una plaza espectacular que nos dejó boquiabiertos durante las dos horas y pico que duró nuestra visita. Estaba abarrotada de gente, con colas para entrar en los monumentos. Destaca el Baptisterio, el Duomo o catedral, el Camposanto y la popular Torre de Pisa, inclinada desde su construcción como es sabido.

Conjunto Baptisterio, catedral y Torre inclinada



Baptisterio
Catedral
Torre inclinada
Púlpito de la catedral

Altar mayor

Vista nave lateral